Zafran Staff | 29-03-2016
Cuando tu platillo fracasaDiseñar un menú es una tarea difícil en cualquier restaurante, sobre todo porque no todos los restaurantes pequeños cuentan con la ayuda de un chef.  En Mundo Zafrán entendimos este pequeño detalle cuando recién arrancábamos y por eso pusimos especial atención en la creación de salsas y aderezos que cumplan con estándares de calidad, pero sobre todo de sabor!

En nuestros múltiples viajes por la región, hemos visitado una cantidad enorme de restaurantes con un menú apetitoso, sin embargo, cuando la comida llega a tu mesa te llevas una desagradable sorpresa al ver que la foto y el producto final no son ni medianamente parecidos.

Hoy te daremos 3 razones por las cuáles tus platillos fracasan en tu menú, para que logres hacer cambios importantes que atraigan una clientela deseosa de probar alimentos bien preparados y en su justa medida.

  • Tamaño de las porciones

Una queja recurrente en restaurantes es el pobre tamaño de las porciones.  Por ejemplo, con la pasta, el tamaño de la poción debe ser entre 150 y 200 gr de producto ya cocinado sin salsa.  Cuando hablamos de carnes, los cortes normalmente tienen 200 gr y lo mismo sucede con el pollo, el cerdo y otras proteínas.  Cuando le entregas a tu cliente porciones que no están dentro de un estándar, su primera reacción va a ser negativa hacia tu platillo y el resto será historia.  Existe mucha literatura en internet sobre los tamaños correctos para las porciones en restaurantes, por lo que debes asegurarte de investigar para no cometer errores.

  • Salsas y Aderezos

Las salsas y los aderezos existen para realzar el sabor de tus comidas.  Si tu platillo lleva salsas blancas, salsas a base de tomate o salsas especiales como buffalo, agridulce, bbq, etc., debes asegurarte que la calidad sea óptima.  Muchas de las quejas en restaurantes vienen casualmente por la mala calidad de las salsas que se utilizan, ya que les falta sabor, tienen exceso de sal o de condimentos y en otras ocasiones porque está diluida con agua y pierde su textura y su sabor único. 

  • Selección de Guarniciones
Cuando ofreces un platillo con proteína, lo normal es acompañar con ensalada, vegetales, arroz o puré de papa.  Muchos restaurantes te ofrecen una sola guarnición y eso hace que el cliente siempre termine insatisfecho con la cantidad de comida que recibió.  Adicional a esto, las ensaladas tipo guarnición se componen por lo general de un trozo de lechuga, un pequeño tomate y un aderezo, dando una muy pobre imagen al plato como un todo.  Asegúrate de diseñar correctamente las guarniciones para que se vean tan apetitosas como el plato principal.  El arroz debe ir bien arreglado, el puré debe ser de papa y no de caja y las ensaladas y vegetales deben tener un buen tamaño y ser acompañados por aderezos que realcen el sabor del plato.

En nuestra región el costo de alimentos ronda el 30% lo que quiere decir que por cada $1 que venden, $0.30 son para pagar el costo de los alimentos.  Siendo este un monto alto, es importante que selecciones bien a tus proveedores y que mantengas un excelente balance entre precio y calidad, ya que nada se gana con bajar el costo de los ingredientes si al final la calidad y la percepción sufren. 

Recuerda que administrar un restaurante requiere de un delicado balance entre costos, servicio y calidad.






  • Conocenos | Zafran Food Service
  • Nuestros Productos | Zafran Food Service
  • Siguenos | Zafran Food Service